El vino como una obra de arte


En Nueva York, un Mouton Rothschild de 1945 estimado en 90.000 ha alcanzado los 228.000 en una subasta donde el consumidor se convierte casi en inversor por el valor que llegan a alcanzar algunas botellas. Como si de una obra de arte se tratara los vinos de Burdeos Petrus cosecha de 1982 en la primavera del 2007 fueron subastados en la prestigiosa Sotheby’s neoyorquina, llegando a alcanzar 52.600 € cada botella.

Comentarios (Sin comentarios)

Aún no hay ningún comentario sobre este artículo.
¿Te animas a dar tu opinión?